Los propósitos de Dios para el hombre en la familia


Familia

Me encanta la manera en la que Dios trabaja, él ha sido bueno y nos ha estado guiando a trabajar con él para bendecir vidas en Comunidad Bíblica. Qué bueno que al fin pude entender lo que Dios está haciendo aquí. Él ha estado añadiendo a la iglesia los que han de ser salvos y los ha estado agregando de dos en dos, en parejas. Y la urgencia de ser pertinente es grande. Dios quiere obrar en las familias, creo que su voluntad es que las parejas puedan ser alcanzadas y bendecidas con su palabra. Dios es un ser maravilloso, él es quien ha diseñado todo lo que hay, las plantas, los árboles, el sol, la luna y las estrellas y también hizo al hombre. La palabra de Dios nos dice que lo hizo a su imagen y semejanza y esto ser refiere a sentimientos, emociones, voluntad, razonamiento. El hombre es el único, entre toda la creación de Dios, que tiene una parte material (cuerpo) y una inmaterial (alma/espíritu). “A imagen de Dios” se refiere a la parte inmaterial del hombre. Esto coloca al hombre aparte del mundo animal, adecuándolo para el “dominio” que Dios le designó (Génesis 1:28), y capacitándolo para tener comunión con su Creador. Es una semejanza mental, moral y social. Y Dios hizo al hombre con muchos propósitos y uno de ellos es la familia. Leamos Génesis 2:24

Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

Las observaciones del texto nos llevan a aprender tres propósitos divinos.

El propósito de la SEPARACIÓN de sus padres: El versículo nos dice: “…por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre…” Creo que este es el versículo donde Dios instituye la familia. Uno de los principios bíblicos que han formado parte de nuestra educación ha sido la primera unidad de ciencias sociales que recibimos en primer grado, donde nos enseñaban que la Familia es la base fundamental de la sociedad. Separarse de los padres tiene áreas importantes que debemos destacar y son principios que nos pueden guiar a ser mejores como pareja. El matrimonio en primer lugar supone dejar tu familia de origen para poderte unir a tu esposa y empezar una nueva familia.

El fracaso de muchos matrimonios viene por aquí, porque no han sido capaces de dejar de una forma sana, no han cortado el cordón umbilical -económico, emocional, etc.- que aún les unía a sus padres.

También tenemos El propósito de la UNIFICACIÓN con su pareja: El versículo continua diciendo “…y se unirá a su mujer” esta frase la dividiremos en dos etapas: La etapa de la elección, una de las etapas más difíciles del hombre, elegir la pareja, nada es tan frustrante que la desilusión, la decepción o la depresión que una mala elección puede ocasionar en nuestra vida. Pero en este versículo hay algo bien interesante que me llama la atención y es que Dios le dice “…y se unirá a su mujer…” a una pareja que no tiene opción de elección de pareja. Los enamorados en sus primeras etapas dicen cosas bien graciosas y como: “Creo que Dios ya te había preparado para mí desde mucho antes” o “Dios ya nos había predestinado el uno para el otro” y por gracioso que parezca creo que hay algo muy cierto en esto. Yo creo que Dios sí tiene a la pareja perfecta para cada hombre y mujer, alguien que está dentro de su voluntad. El problema de los enamorados es que sólo lo dicen cuando las cosas marchan bien. Al elegir a la persona debemos ser cuidadosos y procurar estar haciendo la voluntad de Dios porque también tenemos  El etapa de la decisión y si la elección fue complicada esta lo es aún más. Unirse a una persona para siempre es una de las decisiones más complicadas para una persona, sin embargo creo que también es una de las más importantes. Dios entre sus propósitos está en que nos decidamos por alguien que será un apoyo para el resto de nuestras vidas.

En este propósito divino aprenderemos también tres principios fundamentales que creo que serán de utilidad para las parejas: Primero tenemos El principio de la unidad, el versículo no sólo dice que se unirá a su mujer, hay algo más, dice: y será una sola carne, significa que así como nuestros cuerpos son un todo, y no puede ser divididos en pedazos y aun así seguir siendo una unidad. De la misma manera Dios decidió que sucediera con la relación matrimonial. Ya no son más dos entidades (dos individuos), sino que ahora son una sola entidad. Hay un número de aspectos en esta nueva unión. Así que emocionalmente, espiritualmente, intelectualmente, financieramente y en cualquier otro aspecto, la pareja debe convertirse en uno. El segundo principio tiene que ver con la igualdad, Existe cliché evangélico que no me gusta pero que sí tiene algo de sentido y es la explicación de por qué Dios hizo a la mujer de una costilla (Que no la hizo de las piernas o pies para no ser pisoteada y tampoco de un hueso de la cabeza para que no se enseñoree). Nadie vale más que nadie. Tanto la mujer como el hombre, tienen el mismo valor ante Dios. Sin importar quien trabaja o quien no, o quien gana más, o de quien es la casa, o quien tiene carro, quien tiene una carrera profesional y quién no. En el hogar debe haber igualdad.

La separación de los padres y la unificación de la pareja nos llevan a un tercer y último propósito.

El propósito de la FRUCTIFICACIÓN en la familia. Esta es la cereza del pastel en los propósitos de Dios para el hombre. En el versículo 18 del capítulo anterior  Dios da unas indicaciones para la nueva pareja: “Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra…”Los hijos son una verdadera bendición, mi esposa y yo aún no tenemos ya que nos queremos estabilizar económica y emocionalmente para estar mejor preparados para la llegada de los hijos. Pero no tengo ninguna duda en que el propósito de Dios es la fructificación en la familia. “…He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre.” Salmo 127:3.

Podemos aprender que Dios tiene un propósito con la vida de cada uno de nosotros en cuanto a la vida familiar. Dios tiene todo bajo control y él quiere que las familias estén bien de acuerdo a su voluntad. Espero que esto haya sido de bendición para sus vidas y esperamos la próxima semana hablar un poco sobre el rol del hombre como amigo, novio esposo y padre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s