Vos y tu idolatría


 idolatria2

Nosotros usamos una frase cuando alguien te recuerda los favores que alguna vez te ha hecho, a eso le llamamos “Sacar en cara”. ¿Alguna vez alguien le ha sacado en cara algo? Le prestó dinero, le regaló algo, le consiguió trabajo, etc.

Un día de estos andaba yo paseando por el antiguo testamento en busca de una palabra de bendición para mi esposa y yo. Y me encontré con el famoso texto de Josué 24:15 “Mi casa y yo serviremos a Jehová”, quise leer todo el capítulo para conocer el contexto en el que Josué había dicho esto. Y me voy dando cuenta de una gran lista de reclamos que hace Dios a su pueblo y sólo pensé: Dios se los está sacando en cara. Dios no quería darme precisamente una palabra de ánimo sino más bien un reclamo directo. Y es que quizás todos los hijos de Dios llegamos en algún momento de nuestra vida en el que necesitamos un pequeño recordatorio de lo bueno que ha sido Dios con ustedes. En este pasaje vamos a ver tres sencillos pasos que Dios utiliza para volvernos a él cuando nosotros lo abandonamos por ir tras otras cosas.

Primero: Dios RESALTA sus BENDICIONES, en los versículos del 2 al 13 Dios hace una serie de observaciones de lo que él ha hecho por ellos (el pueblo). Les recuerda el proceso que ha llevado para tenerlos donde los tiene hasta el día de hoy. Una observación muy interesante es que Dios primero les muestra su ESTADO sin él: cuando no eran nada, cuando no existían, cuando llamó a su padre Abraham y también les hace mención cuando llegan a Egipto y los esclavizan y también cuando los liberta con mano fuerte por medio de Moisés. Y de ahí comienza un estilo de vida diferente para ellos. Y Dios muestra tu ESTADO con él. Él les dice: Yo derroté a sus enemigos y los tengo en lugar donde no les ha costado vivir, tienen todo y no se han esforzado por ello, yo se los he dado. Esto me recuerda mi propia condición ante Dios. Todos tenemos un antes y un después con Dios. Creo que Dios tiene un par de demandas que hacernos y al igual que el pueblo de Israel les recuerda todas las cosas buenas, grandes, maravillosas que ha hecho por ellos y para ellos. Creo que es un buen momento para reconocer que estamos habitando una tierra que le pertenece a Dios y estamos comiendo del fruto que Dios ha tenido a bien regalarnos.

Es momento de darle gracias por sus bendiciones y abrir lugar para el siguiente paso.

Segundo: Dios CONFRONTA tus CONVICCIONES cuando Dios nos saca en cara todo lo que él ha hecho por nosotros es porque nos ama y nos confronta diciendo: Yo hice esto y lo otro por ustedes, ¿creen en mí o no? Creer en Dios es más que saber que él existe,  esta frase, que aunque creo que ya llegó a nivel de cliché evangélico en los púlpitos sigue siendo una confrontación directa a la fe que profesamos en Dios. Hay dos aspectos claros que quisiera que viéramos. El problema intelectual todo mundo dice creer en Dios, a excepción de los ateos, pero basan su creer en Dios en una idea, por ejemplo: Yo sé que el presidente de Ecuador existe, se llama Rafael Correa pero no lo conozco, nunca lo he visto, sólo en internet. Eso pasa con “idea que las personas tienen de Dios” y este es sólo un extremos están los que se dedican a conocer a Dios por medio de los estudios teológicos y terminan haciendo de Dios un concepto profundizan en el tema de Dios y defienden sus argumentos a capa y espada, discuten entre ellos para ver cuál de sus conceptos es mejor y todo eso.  También está el problema emocional y esto tiene que ver con las emociones y las personas que dicen sólo experimentar a Dios en momentos específicos y que no necesitan estudiar la Biblia para conocer a Dios. Este tipo de cristianos tienen una experiencia en la iglesia, en la reunión, lloran, cantan, saltan, gritan y luego de eso continúan con sus vidas totalmente alejadas de Dios. El versículo 2 nos habla: “Así dice Jehová, el Dios de Israel” Dios quiere confrontar nuestra convicción en él. Él ya hizo todo eso para demostrarnos que él debe ser el centro de toda nuestra vida.

Pero es no esto todo, hay algo más importante que tu convicción.

Tercero: Dios DESAFÍA tus DECISIONES Los dos puntos anteriores son directos para abrir nuestros ojos y hacernos ver que hemos dejado a Dios de lado y nos hemos ido tras otros dioses y es momento de tomar decisiones. El versículo 15 es crucial: Escojan a quien van a servir al Dios Todopoderoso o a los dioses falsos. Obviamente en nuestro contexto no tenemos imágenes con figuras raras, becerros de oro o vacas a las cuales se les canta, o se les dan ofrendas, pero nosotros tenemos otro tipo de dioses a quienes abrazamos con fervor y no queremos soltar. Dios es celoso y él no va a compartir su gloria no nadie. ¿Qué nos aleja de Dios? ¿Qué nos está distrayendo y apartando de la voluntad de Dios? Unos idolatramos la familia, otros el trabajo, otros idolatramos el pecado, otros idolatramos el trabajo, otros incluso idolatramos el ministerio, suena raro pero sí, hay ministros de Dios que terminan rindiendo homenaje y todo su tiempo a “su” ministerio; terminan amando más la obra de Dios que al Dios de la obra.

Y aquí viene la parte donde Dios pone las cartas sobre la mesa y desafía nuestra decisión con implicaciones que nos indican que no se trata de una respuesta nada más. No basta con decir sí, me decido por Dios. Los versículos 19 y 20 dicen lo siguiente: No podréis servir a Jehová, porque él es un Dios santo y un Dios celoso que no sufrirá vuestras rebeliones y vuestros pecados. Si dejáis a Jehová y servís a dioses ajenos, él se volverá contra vosotros, os hará el mal y os destruirá, después que os ha hecho tanto bien.

Debemos reconocer que todo lo que tenemos es porque Dios nos ha permitido tenerlo, demos gracias a Dios por nuestra casa, por nuestra pareja, esposa o novia, por nuestro trabajo, por poder estudiar y que todo eso honre a Dios y nunca olvidar que Dios es el proveedor de todo. Estar conscientes y agradecidos con esto nos hará confirmar nuestra convicción en Dios y consecuentemente seremos desafiados a tomar decisiones que agraden a Dios, desechando la idolatría.

Anuncios

2 comentarios en “Vos y tu idolatría

  1. Muy bueno…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s